miércoles 28 de junio de 2017
  • Viernes 17 Febrero , 2017

Tribunal de apelaciones ordena detención provisional para tres presuntos implicados en robo y homicidio en el Banco General

A las 8:48 de la noche, el Tribunal Superior de Apelaciones dictó la medida de detención provisional contra tres de los imputados en el proceso de investigación del robo y homicidio en el Banco General de Parque Lefevre, ocurrido el 10 de febrero de 2017, revocando la decisión del juez de Garantías que otorgó una medida cautelar e impedimento de salida de la provincia para las tres personas.

Las magistradas Miriam Jaén y Gladys Moreno, en sala mayoritaria, acogieron la apelación presentada por el Fiscal Superior de la Sección de Homicidio/ Femicidio Rafael Baloyes, aplicando la detención provisional de los indiciados, tomando en cuenta cómo se produjo el robo y el desenlace de muerte de la cajera Alina Ivaldy. Además, justificaron la situación del temor de los testigos presenciales del hecho y de los vecinos del lugar donde se hicieron las aprehensiones como también los allanamientos.

En el análisis, el fiscal Baloyes argumentó ante el Tribunal Colegiado que en el allanamiento efectuado en la residencia donde fueron aprehendidas las tres personas imputadas, se encontró dinero en efectivo en fajos de cinco dólares y chalecos tácticos, que no tenían justificación. Otra de las consideraciones de las magistradas se basó en que puede existir el peligro de la destrucción de pruebas, entre ellas armas de fuego no recuperadas que fueron robadas a los guardias de seguridad del banco, como otras evidencias y el impedimento de acreditación de otras personas en este hecho criminal.

El magistrado Superior Carlos Valentín Rivas salvó el voto.

La parte querellante por parte de la familia de la víctima y la representante legal del Banco General se adhirieron a la solicitud realizada por la Fiscalía Superior de Homicidio/ Femicidio.

Son cuatro los imputados en la investigación que enfrentan cargos por los delitos de robo agravado, homicidio doloso como posesión ilícita de armas de fuego.