viernes 19 de enero de 2018
  • viernes 12 enero , 2018

Ministerio Público hace llamado para prevenir delitos de violencia hacia la mujer

Estar vigilantes ante cualquier indicio de riesgo o violencia generada hacia la mujer, fue la recomendación que a través de la Fiscalía de Familia, hizo el Ministerio Público como medida preventiva en la provincia de Chiriquí, a fin de evitar situaciones en donde se ponga en riesgo o vulneren sus derechos.

Abdiel Samudio, fiscal coordinador de la Sección, indicó que de acuerdo al artículo 333 de la ley 73 del 2008, se establecen medidas de protección ante situaciones de peligro, las cuales se pueden aplicar de manera inmediata una vez se conoce el hecho, con el propósito de dar la protección oportuna a la víctima.

Explicó que el catálogo incluye de acuerdo a las generalidades de cada caso, proceder con el desalojo inmediato del agresor de la residencia de ser compartida; y el alejamiento con el propósito de evitar que se acerque a la víctima bajo ninguna circunstancia.

Indicó que el Ministerio Público está facultado para aplicar la medida preventiva una vez se conoce del caso ya sea por parte de la misma víctima o bien a través de algún familiar, vecino u otra persona que haga evidente la situación, “lo que debemos preservar es la seguridad de la mujer”, señaló el fiscal.

Con relación a los casos de violencia doméstica, durante el año 2017 esta dependencia receptó un total de 2,164 noticias criminales, en donde se incluye casos de violencia de niños, niñas, adultos mayores y mujeres.

Manifestó que la institución labora 24 horas del día, ya sea a través de la Sección de Atención Primaria o bien en cada una de las personerías de los diferentes distritos, en donde se puede acudir para actuar de forma inmediata, ante cualquiera agresión que vaya en detrimento de la mujer por la comisión de actos que lesionen su integridad física o psicológica.

Aclaró que toda mujer debe tener muy pendiente que la violencia no sólo se trata de agresión física, sino también de aquella violencia psicológica, cuando sea humillada, denigrada y afectada en su figura como tal.

B. Caballero.