jueves 8 de diciembre de 2016
  • Miércoles 28 septiembre , 2016
Para seguridad del país y de la región

Ministerio Público firma memorándum de seguimiento para el Programa Global de Contenedores

firma-contenedores

Por la seguridad del país y de la región, Panamá y la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC) firmaron este 27 de septiembre, un memorándum de entendimiento para dar continuidad por 3 años más al Programa Global de Contenedores (PGCC).

En representación de la Procuraduría General de la Nación (PGN) participó el fiscal Superior de Litigación Julio César Domínguez, por el Ministerio de la Presidencia, el ministro Álvaro Alemán; el ministro de Seguridad Alexis Bethancourt; por la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) Alejandro Moreno y el director de la Autoridad Nacional de Aduanas, José Gómez Núñez, quien lidera el programa; y Amado Philip de Andrés, representante regional en Panamá de UNODC.

Con la firma de este convenio las partes se comprometen a cooperar en la investigación y análisis de información, apoyando las acciones de prevención de los distintos delitos contenidos en la ley sobre estupefacientes, sustancias psicotrópicas, drogas de uso no autorizado, actividades conexas, legitimación de capitales y financiamiento al terrorismo, así como proporcionar información de interés contenida en sus sistemas informáticos, con el apoyo de los funcionarios de la Autoridad Nacional de Aduanas asignados al programa y a la Organización Mundial de Aduanas (OMA), siempre que con ello no se vulnere el principio de confiabilidad de la información tributaria en el marco de la legislación vigente.

A través del PGCC, se ha incautado en los últimos 5 años en diferentes puertos del país 16,098 kilos de cocaína. Además como resultado del intercambio de información entre agencias de seguridad, se ha podido lograr la retención de contenedores, el decomiso de mercancías o sustancias ilícitas y la posterior investigación de los involucrados.

Los excelentes resultados obtenidos por el PGCC en Panamá ha permitido la renovación y continuidad del Programa, que ha sido implementado en otros países debido al éxito obtenido en tierra canalera, a fin de evitar que los contenedores de carga marítima legítima, sean utilizados en actividades ilícitas de las organizaciones criminales o terroristas con el objetivo de infiltrar drogas o materiales explosivos.