martes 19 de junio de 2018
  • viernes 8 junio , 2018

Ministerio Público en espera de extradición de ciudadano panameño

El Ministerio Público en la provincia de Chiriquí, a través de la Sección de Homicidio/ Femicidio está a la espera de que este viernes 8 de junio, culmine el proceso de extradición de un ciudadano panameño, de 40 años, sobre el cual se mantenía alerta en Interpol, para ser ubicado, trasladado y puesto ante las autoridades nacionales, por su presunta vinculación con un delito contra la vida e integridad personal, en perjuicio de la profesora Diosila Martínez Villarreal.

Esta persona fue ubicada en el sector de Puerto Jiménez, en el cantón de Golfito, en la provincia de Punta Arenas en Costa Rica, el pasado 6 de marzo del presente año, gracias a la colaboración de las autoridades de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) y las autoridades del vecino país.

El procedimiento de extradición estuvo coordinado con las autoridades de Cancillería y las autoridades Judiciales, tanto de Costa Rica como de Panamá, que a través de la colaboración de la Oficina de Asesoría Técnica y Relaciones Internacionales (OATRI) de la Fiscalía General de la República de Costa Rica, órgano encargado de los trámites de extradición y cooperación penal internacional del Ministerio Público costarricense, estuvo a cargo de verificar el cumplimiento de las fases del proceso de extradición, que se hace efectivo este viernes 8 de junio, cuando se espera poder trasladar a dicha persona a suelo panameño.

El ciudadano una vez llegue a Panamá, será llevado ante un Juez de Garantías y se procederá de acuerdo a los elementos de convicción con que se cuentan en la investigación, para solicitar la legalización de la aprehensión, la imputación de cargos y la aplicación de medida cautelar.

La víctima de este delito desapareció el 11 de noviembre del 2016 y su cuerpo fue encontrado en una fosa clandestina el 6 de diciembre del 2016, en el sector del Salitral, distrito de Renacimiento, en la provincia de Chiriquí.

Tras las sospechas de que esta persona había salido del país, el Ministerio Público elevó en diciembre del 2016, una alerta roja a Interpol, con el objetivo de poder ubicarlo para proceder con su traslado hacia Panamá, lo cual fue solicitado en su momento ante un Juez de Garantías.

B. Caballero.