viernes 9 de diciembre de 2016
  • Miércoles 14 septiembre , 2016
No se deje engañar

Ministerio Público alerta a la ciudadanía sobre estafas telefónicas

Los estafadores son poseedores de un léxico envidiable, son oradores exquisitos y allí está la clave de su éxito o fracaso.

Oficina-Ministerio-publico-de-panama

El Ministerio Público alerta a la ciudadanía en general sobre estafas que se están presentado por medio de llamadas telefónicas, donde los estafadores llaman a las personas y aseguran que pertenecen a compañías de telefonía celular.

De acuerdo a las investigaciones realizadas por la institución ante denuncias presentadas por las víctimas, los grupos delictivos operan de la siguiente manera:

– Se escoge un número al azar desde la prisión y se realiza la llamada. Es importante anotar que ninguna empresa va a llamar de un número particular.

– Se le informa que ha ganado un premio. Nunca le van a decir su nombre ya que lo desconocen.

– Le van a plantear una historia surrealista, casi imposible de rechazar. Ojo, si usted no ha llenado ningún cupón o tómbola para participar en nada, ¿cómo entonces podría haber ganado?

– Para poder hacer su premio efectivo tendrá que comprar tarjetas de teléfono prrepago.

– Siempre le van a insistir, serán súper persistentes para que no cierre la llamada.

Otra modalidad similar que utilizan los delincuentes es realizar una llamada telefónica a la víctima donde se le informa que ganó algún premio, le hacen preguntas claves para sacarle toda la información posible (donde vive, donde estudia, vestimenta, edad, teléfono residencial, etc.) la clave aquí está en que no puede cerrar el teléfono. Posteriormente llaman a los familiares y en base a toda la información proporcionada por la misma víctima, proceden a solicitarle una recompensa alegando que la misma se encuentra en peligro de no acceder a sus peticiones.

Lo primero que hacen los familiares es llamar al teléfono de la víctima para corroborar la información y obviamente no van a poder hacer contacto, ya que la línea estará ocupada. Como se indicó en líneas anteriores por la desesperación de los familiares muchas veces los delincuentes reciben el pago. Lo primordial aquí es el tiempo, si se demora mucho la transacción se les cae el negocio, ya que no pueden mantener por tanto tiempo a la víctima en línea y se pierde el contacto.

Recomendamos a la ciudadanía mantenerse alerta con este tipo de llamadas y tomar las medidas de prevención correspondientes, considerando la manera en que operan estos delincuentes.

Se les aconseja no dejarlos hablar, ya que los estafadores son poseedores de un léxico envidiable, son oradores exquisitos y allí está la clave de su éxito o fracaso. Si los dejamos estar en su zona de confort lo más probable es que nos convirtamos en víctimas del delito.