domingo 4 de diciembre de 2016
  • Jueves 14 julio , 2016

FISCALÍA SEGUNDA SUPERIOR LOGRA CONDENA DE HOMICIDA EN CASO MESSINA

La Fiscalía Segunda Superior del Primer Distrito Judicial de la Procuraduría General de la Nación del Ministerio Público a cargo del fiscal Luis Alberto Martínez, logró la condena  de Joel Alberto Aguilar, ante jurado de conciencia,  por el homicidio doloso en perjuicio de Juan Ramón Messina Ramos.

La muerte de Juan Ramón Messina Ramos, ocurrió por herida de proyectil de arma de fuego, en la cabeza, hecho ocurrido el 23 de septiembre de 2013,  en horas de la tarde, en el Restaurante “Donde Renato”, ubicado en Paraíso, Distrito de San Miguelito y fue cometido por dos sujetos que ingresaron armados al restaurante, quienes una vez ejecutado el homicidio, salen corriendo del local, con dirección a la calle conocida como la Loma de Los Jubilados. Los mismos fueron identificados como Joel Alberto Aguilar y Félix Pablo Córdoba. El procesado, Félix Pablo Córdoba, falleció el día 5 de octubre de 2015, a consecuencia de una enfermedad.

Durante la audiencia el acusado se declaró inocente del delito de homicidio doloso, sin embargo, no alegó nada a su favor; mientras que la fiscalía Segunda Superior sustentó la acusación en pruebas técnicas, periciales y testimoniales.

Entre las pruebas testimoniales se citó a Katiuska Itzel Ramos de Messina: quien declaró que observó cuando ambos sujetos entraron al restaurante, uno de ellos sacó de la pretina del pantalón un arma de fuego, se acercó al lugar donde se encontraba Juan Messina y le disparó. Ambos sujetos antes de salir del local la miraron fijamente y corren con dirección a la calle que está frente al restaurante. En diligencia de reconocimiento fotográfico Katiuska Ramos señala a Joel Alberto Aguilar como uno de los sujetos que participó en el homicidio de Juan Messina.

Un testigo de identidad protegida, que se encontraba en el restaurante, observó cuando Joel Alberto Aguilar, entra al lugar, saca un arma de fuego de su pantalón, avanza unos pasos hacia dentro del restaurante y seguidamente escucha tres detonaciones.

De acuerdo a la Fiscalía Segunda Superior del Primer Distrito Judicial se probó más allá de toda duda, la participación del procesado como autor de los delitos, por lo que fue acusado, juzgado y condenado por el jurado de conciencia.

El Segundo Tribunal Superior de Justicia se acogió al término de 30 días, según establece el artículo 518 del Código Judicial, para dictar la sentencia correspondiente.