jueves 8 de diciembre de 2016
  • Jueves 4 agosto , 2016

Fiscales de la provincia de panamá oeste hacen balance sobre delitos

Los fiscales de la Unidad Regional de la Procuraduría General de la Nación del Ministerio Público en la provincia de Panamá Oeste presentaron un balance de la mayor incidencia de delitos que se registran en esta área del país. El fiscal Séptimo Superior, Adolfo Pineda informó que durante los primeros seis meses del año 2016, las cifras de los delitos bajaron en comparación al mismo periodo de 2015.

En los cinco distritos de Panamá Oeste (Arraiján, Capira, Chame, La Chorrera y San Carlos) la mayor incidencia en delitos lo encabeza Arraiján y La Chorrera. De acuerdo al fiscal Superior, el delito más grave es el homicidio, que está relacionado con el crimen organizado, pandillerismo, bandas y uso de armas de fuego. La violencia doméstica, resalta con el 90% de los delitos registrados en Capira, seguido de la violencia física y patrimonial; por lo que las autoridades consideran importante crear en el área Oeste albergues para las mujeres víctimas de violencia doméstica.

Entre los aspectos que más preocupa a las autoridades del Ministerio Público en Panamá Oeste sobresalen los delitos sexuales de violación carnal, porque son cometidos por adolescentes que se investigan por haber agredido a niños con edades entre 3 a 6 años  y más agravado aún, cuando el 99% de ellos tienen grado de consanguinidad como hermanos, primos; y algunos son padrastros o vecinos, que por su afinidad tienen fácil acceso a los infantes.

Dada las condiciones de los graves delitos en que incurren adolescentes y antisociales en este sector del país, los fiscales desarrollan actividades preventivas con la participación de la comunidad, donde ofrecen charlas, seminarios y conversatorios en los centros educativos, y la participación de autoridades del MEDUCA para orientarlos en materia de la posesión de armas, drogas, violencia doméstica y delitos sexuales; entre otras modalidades que afectan la sana convivencia.

El informe incluyó los señalamientos de Sandra Fernández de la Unidad de Protección a Víctimas, Testigos, Peritos y demás Intervinientes dentro del Proceso (UPAVIT) quien indicó que esta Unidad maneja casos de violencia doméstica, maltrato al menor y delitos sexuales; para lo cual cuenta con una herramienta tecnológica, como lo es la Cámara Gesell, que evita la revictimización y protege los derechos humanos de las víctimas; lo que es posible con la participación de personal idóneo integrado por psicólogos, abogados y trabajadoras sociales.