lunes 11 de diciembre de 2017
  • martes 5 diciembre , 2017
San Miguelito

Dos hombres fueron condenados a 40 años de prisión cada uno, por doble homicidio

A cuarenta años de prisión fueron condenados los ciudadanos Alberto Abdiel Moulton alias “Manchado” y Julio Enrique Guerrero alias “Kike”, como autores de homicidio doloso agravado consumado, en perjuicio de los ciudadanos Moisés Abraham Córdoba (q.e.p.d.) y Ricardo Ameth Muñoz (q.e.p.d.), hecho registrado el 23 de agosto de 2014, en el sector de Tortimasa, Cerro Batea, distrito de San Miguelito.

Moulton y Guerrero fueron condenados a 20 años de prisión cada uno por el homicidio de Moisés Abraham Córdoba (q.e.p.d.) y 20 años de prisión por el homicidio de Ricardo Ameth Muñoz (q.e.p.d.), que de acuerdo a lo normado en el artículo 86 del Código Penal, se debe aplicar la adición y acumulación de todas las penas por cada uno de los delitos, lo que arrojó la suma de 40 años de prisión para cada uno de los procesados.

El Segundo Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial impuso una pena accesoria de 5 años de inhabilitación para ejercicio de funciones públicas, luego de cumplida la pena principal.

Durante la Audiencia Plenaria del 17 de agosto de 2017, la Fiscalía Regional de San Miguelito solicitó una sentencia condenatoria.

El incidente se registró en horas de la noche, cuando las víctimas que viajaban a bordo de un vehículo taxi, fueron ultimados por parte de dos hombres quienes les dispararon con arma de fuego y se retiraron del lugar, quedando ambas víctimas heridas en distintas partes de su anatomía, por lo que fueron llevados al Centro de Salud de San Isidro y a la Policlínica Generoso Guardia, donde se dictaminó las muertes de estas personas.

Cerca del lugar de los hechos, unas unidades policiales que se encontraban realizando su ronda de rutina visualizaron a uno de los agresores, quien transitaba de manera sospechosa por lo que le realizaron un llamado de alto, a lo que esté respondió con disparos, que causaron lesiones personales a uno de los agentes del orden público.

Durante la audiencia la Fiscalía presentó pruebas testimoniales y basaron su alegato en las circunstancias de tiempo, modo y lugar; aunque dentro de las pruebas aportadas no se pudo determinar las causas que llevaron a los imputados a ejecutar el hecho, esto devela según el Tribunal, que no existió justificación alguna en el actuar de los mismos.

I. Del Vecchio.