viernes 9 de diciembre de 2016

Glosario

Glosario

 

Acto de eliminar prematuramente del útero el producto de la concepción. El aborto puede ocurrir naturalmente a consecuencia de algún problema de salud del feto o de la madre o ser provocado por diferentes tipos de intervenciones o ingestión de substancias que provocan la expulsión del feto. Muchas niñas explotadas sexualmente tienen historia de abortos naturales o provocados y eso tiene implicancias muy graves para su salud en general, hasta la muerte. Puede también comprometer o impedir su capacidad de tener hijos cuando en el futuro los deseen.

En el contexto de la violencia sexual contra niños/as el término es utilizado para designar la persona que usa su poder frente al niño/a para obligarlo/a a practicar actividades sexuales con ella misma o terceros, aprovechándose de su poca edad, poca experiencia o cualquier otro tipo de debilidad. Los abusadores pueden hacer lo que hacen porque tienen poder sobre sus víctimas para hacer que estas los obedezcan, utilizando el chantaje, la amenaza, maniobrando conocimientos, utilizando el poder que la víctima le otorga. El fenómeno del abuso tiene en su base una estructura similar a la que aparece en los casos de mujeres golpeadas o violadas: el deseo de dominar, de someter el otro.

Contactos o interacciones sexuales entre un/a niño/a y una persona con más edad, con más experiencia – adulto o incluso otro niño/a mayor (puede ser un desconocido, pero generalmente son personas en quienes confían – hermanos/as mayores, personas en posición de autoridad como padres, madres, padrastros, otros parientes; cuidadores; amigos de la familia; vecinos; maestros; médicos; curas, etc). Cuando el niño (a), es utilizado como un objeto de gratificación para que la otra persona satisfaga sus necesidades sexuales. Estos contactos o interacciones pueden ocurrir mediante fuerza, promesas, coacción, amenazas, manipulación emocional, engaños o presión. El abuso sexual puede ser físico, verbal o emocional e incluye:

– Toques o caricias de los genitales del niño/a o ano, toque en los senos de las adolescentes o el/la niño/a tocando las partes sexuales de la otra persona.

– Besos sexuales.

– Penetración, que puede incluir el pene o introducción de objetos en la vagina, ano o boca del niño o niña.

– Exponer el/la niño/a a actividades sexuales de los adultos; o películas y/o fotos pornográficas;

– Hacer comentarios obscenos sobre el cuerpo del niño/a;

– Hacer pose de niños desnudos o representaciones de actividades sexuales para otras personas o en películas.

Comportamiento de naturaleza sexual y connotaciones sexistas, no deseado por la víctima, que afecta a la dignidad de la mujer y del hombre. En el ámbito del trabajo se incluye el comportamiento de superiores jerárquicos y colegas profesionales que resultase en una amenaza de la posición laboral.

Considerando las especificidades de la región de la Triple Frontera Argentina, Brasil, Paraguay en el enfrentamiento de la explotación sexual comercial de niños y adolescentes, los Comités Locales de Prevención y Eliminación de la Explotación Sexual Comercial de Niños y Adolescentes apuntan a la urgencia de la firma de un Acuerdo Trilateral que, además de la asistencia jurídica mutua en materia penal, permita la coordinación de políticas públicas en las áreas de asistencia social, salud, educación y derechos humanos.

Periodo de la vida humana que se inicia con la pubertad y se caracteriza por muchos cambios corporales y psicológicos extendiéndose, aproximadamente, de los 12 a los 20 años. Aunque se encuentren muchas/os niños/as menores de 12 años en el circuito de la explotación sexual comercial, es generalmente en el inicio de la pubertad, que aumentan las chances de que sean víctimas de los reclutadores de las redes de prostitución.

Los representantes de gobiernos de 122 países, en forma conjunta con organismos no gubernamentales, UNICEF y otras agencias de las Naciones Unidas se comprometieron a asociarse globalmente contra la explotación sexual comercial de la niñez. La agenda para la Acción, formulada en el Congreso de Estocolmo (1996) instó a mejorar las medidas preventivas, la coordinación y cooperación, y a incrementar la protección, los esfuerzos de rehabilitación y la participación de los jóvenes. La Declaración y la Agenda no son documentos legalmente obligatorios. Sin embargo, hay varias convenciones internacionales que contienen artículos que ofrecen protección a los niños de la explotación sexual comercial. Los estados que ratifican estas convenciones están legalmente obligados a cumplir sus disposiciones.

Del latín aggressione.: Acción de agredir; ataque, investida. La agresión puede ser física, moral, emocional, psicológica. Abusos sexuales intrafamiliares y extrafamiliares, la explotación sexual comercial, el tráfico para fines sexuales o laborales, la utilización de niños/as y adolescentes en la pornografía representan una agresión a la integridad de la niñez y de la adolescencia.

Disposición para agredir; combatividad. Niños/a y adolescentes víctimas de violencia sexual pueden desarrollar comportamientos agresivos frente a otros niños o niñas o adultos que están cerca, como forma de expresar su revuelta a las agresiones que sufren o sufrieron. Estos comportamientos agresivos generalmente provocan dificultades para las medidas de protección, sobre todo cuando son atendidos por personal sin la debida experiencia para entender que la agresividad es una de las secuelas de las agresiones que sufrieron.

Acto o efecto de alienarse. Falta de conciencia de la realidad y de los problemas políticos e sociales. Aptitud de desligarse de lo que sucede a su rededor. Aislamiento de la sociedad, sensación de marginalidad.

La alienación desempeña un papel importante en aquellas sociedades donde las familias tienen limitadas oportunidades educativas o donde la formación sobre educación sexual es deficiente o está menoscabada por mensajes contrarios más efectivos. En éstos casos, los niños y sus familias no se dan cuenta plenamente de lo que les espera cuándo son vinculados a la explotación sexual comercial; no solamente desconocen los riesgos en materia de salud sino también los graves daños psicológicos a largo plazo que sufre esa población cuando destruyen su autoestima y su confianza en los demás.

Describe los enfoques sistemáticos empleados para examinar las diferencias sociales y económicas relacionadas con el género. El análisis de género procura identificar y entender los roles, relaciones, recursos, beneficios, limitantes, necesidades e intereses diferenciados de varones y mujeres en un contexto social dado. Principalmente, dicho análisis desagrega la información por sexo. Por tanto, se requiere personal con habilidad para interpretar la información desagregada por género de una manera que tenga aplicaciones prácticas para abordar los temas pertinentes. El análisis de dicha información puede identificar, por ejemplo, las variables que llevan a que los niños y niñas se involucren en las formas extremas de trabajo infantil. Dicho análisis de género debe proveer una base sólida para planificación e implementación de programas, proyectos y actividades.

Para lograr éxito en las medidas de protección a las niñas/os y adolescentes en situación de explotación sexual, la atención que se les brinda debe ser bastante especializada. La instalación de Centros de Referencia para atención integral donde puedan integrarse a un trabajo pedagógico-terapéutico brindado por un equipo profesional multidisciplinar puede hacer toda la diferencia en la vida de estas niñas, niños y adolescentes. Los servicios de atención de estos centros deben contemplar el fortalecimiento de la autoestima, la socialización, la inserción a la escuela o a programas de educación alternativa; el apoyo para tratamiento de drogadicción, cuando sea necesario; la construcción/reconstrucción de vínculos familiares y comunitarios; guarderías para sus criaturas (pues muchas ya son madres); apoyo legal cuando necesario; atención en salud, la participación en actividades lúdicas, culturales, deportivas; la capacitación vocacional o el apoyo para inserción en el mercado de trabajo o alternativas de micro emprendimientos; las familias también necesitan atención especial tanto para facilitar la reinserción familiar de las/os niños/as, donde sea posible, así como para evitar que hermanos y hermanas menores sean reclutados por el circuito de la explotación sexual. Programas de capacitación para generación de micro emprendimientos, acceso a crédito, transferencia de ingresos son determinantes para evitar que las familias permitan que sus hijos/as sean explotados para contribuir con el sustento del hogar.

Capacidad que una persona tiene de gustar de si misma, de sentirse confiada y realizada. La pérdida de la autoestima es uno de los peores impactos en la vida de las niñas, niños y adolescentes explotados sexualmente. Anula su capacidad de tener aptitudes positivas frente a sí mismas y reduce dramáticamente la capacidad de tener perspectiva de futuro. La baja autoestima les provoca aptitudes y comportamientos autodestructivos; reduciendo las chances de procurar ayuda y exigiendo que las medidas de protección y atención consideren un trabajo pedagógico-terapéutico de construcción/reconstrucción de la autoestima.

Del alemán blitz: Fiscalización sorpresiva en locales públicos, bares, discotecas, restaurantes, saunas, hoteles, moteles, casas de masaje, clubes, etc.); Cuando se instalan sistemas coordinados de monitoreo e inspección de lugares con sospechas de utilizar menores de 18 años en la explotación sexual comercial, la realización de blitzes puede ser una forma eficaz de evitar esa práctica y de sancionar estos locales.

Las campañas de sensibilización y de movilización social tienen un rol determinante en todo el proceso de combate a la explotación sexual comercial y abusos sexuales intrafamiliares a los niños, niñas y adolescentes. Pueden servir para formar opinión pública favorable a las acciones; estimular la participación de un gran número de organizaciones públicas y privadas; formar y fortalecer redes; prevenir y cohibir la incidencia de explotación sexual infantil en sectores específicos; reducir los niveles de tolerancia social al problema; estimular la denuncia y reducir la impunidad de los explotadores; generar servicios; programas y políticas de protección a los niños y niñas; generar políticas y programas de prevención, etc. Cualquier iniciativa de combate a esto crimen contra los niños y adolescentes no puede prescindir de campañas masivas o segmentadas de sensibilización utilizando todos los vehículos de comunicación – radio, TV, periódicos, INTERNET, afiches, boletines y todos los medios posibles de hacer llegar el mensaje a todas las personas que necesitan tener conciencia de la gravedad del problema y de las medidas para combatirlo. Las campañas deben ser muy bien planeadas y ejecutadas por profesionales especializados en comunicación.

Para lograr éxito en las intervenciones de combate a la explotación sexual comercial es fundamental incluir componentes de capacitación en los proyectos, programas y políticas de prevención y eliminación de la explotación sexual comercial en general y particularmente en la que afecta a niños, niñas y adolescentes. La capacitación de los operadores de derecho para que conozcan bien las legislaciones pertinentes y sepan aplicarla de forma eficaz; del personal de educación para que sean capaces de prevenir el problema en las escuelas, detectar, derivar casos y facilitar la reinserción escolar de niños, niñas y adolescentes retirados de la explotación sexual; funcionarios del sector salud y asistencia social; a los periodistas para que sepan informar mejor a la población y no difundan informaciones de forma sensacionalista, los gobiernos en general para que actúen en cooperación con la sociedad civil en las políticas de prevención y eliminación; a las ONGs, a los sindicatos, a las organizaciones de empleadores; al sector de turismo y, sobre todo a los profesionales que tendrán a su cargo la responsabilidad de proveer la atención directa en salud, educación, apoyo psicológico, legal, capacitación vocacional a niños/as y adolescentes, así como las necesarias medidas de apoyo y fortalecimiento económico de las familias. Si no hay un proceso de capacitación sistemático que permita a que todas las instituciones públicas y privadas y todos los profesionales envueltos estén seguros de cómo se debe trabajar en la prevención del problema, en la protección de los niños/as y adolescentes y en el castigo de los explotadores, las intervenciones tienden al fracaso.

Casamiento Temprano: Es el matrimonio de niños y adolescentes de menos de 18 años de edad. Hay áreas determinadas del oeste y este de África, y sur de Asia donde los matrimonios de niños/as pre-púberes son muy comunes. Sin embargo, también se observa que los matrimonios después de la pubertad son comunes entre las personas que tienen estilos de vida tradicionales en el Oriente medio, norte de África y otras partes de Asia. El casamiento de mujeres adolescentes entre los dieciséis y dieciocho años es común en partes de Latinoamérica y Europa oriental. Algunos son obligados a esta unión, otros son demasiado jóvenes para poder tomar una decisión sensata. El consentimiento lo da una tercera persona en representación del niño o niña. En varias partes del mundo se ha reportado casos donde se persuade a padres de niñas, sumidos en la pobreza, a entregar sus hijas con la promesa de un casamiento, o falsos matrimonios, usados para engañar a las niñas e iniciarlas en la prostitución en países extranjeros.

 

CEAPRA: Centro de Atención, Prevención y Acompañamiento a Niñas, Niños y Adolescentes en situación de Explotación Sexual Comercial en Ciudad del Este, Paraguay. Fue creado en Enero de 2002 por la Diócesis de Ciudad del Este, con el financiamiento de un programa de acción por la OIT/IPEC e ITAIPU Binacional. Es el primer Centro de Referencia para retiro y atención integral a niños/as y adolescentes víctimas de explotación sexual en Ciudad del Este.

CECRIA Centro de Referencia, Estudios e Acciones sobre Niños y Adolescentes: ONG brasileña fundada en 1993 con el propósito de ser un centro de investigación, capacitación, promoción, formación y articulación de acciones gubernamentales y no gubernamentales nacionales e internacionales, para la defensa de los derechos de la mujer, del niño y del adolescente. En colaboración con el Ministerio de la Justicia y el UNICEF, CECRIA alimenta un Banco de Datos sobre explotación y abuso sexual de la niñez y adolescencia en Brasil, que sistematiza informaciones sobre personas físicas, organizaciones, publicaciones, campañas, informes de investigaciones, proyectos y programas significativos en el tema. Además de un levantamiento de los os conceptos sobre violencia, explotación y abuso sexual de niñas, niños y adolescentes. CECRIA coordinó la PESTRAF – Investigación Nacional sobre Trata de Mujeres, Niños y Adolescentes para fines sexuales en Brasil. Publicada en Brasilia en diciembre de 2002.

 

Circuito de Atención: Conjunto de servicios brindados de forma sistemática y coordinada entre los sectores públicos y privados y que cubren las necesidades de educación, de salud, de apoyo psicológico, de apoyo legal, de participación, de inclusión familiar, social y comunitaria, de ocio, de respeto, de desarrollo integral, de alternativas para que sus familias mejoren sus ingresos familiares, de capacitación vocacional para los mayores de 14 años y de protección a todos los niños, niñas y adolescentes que permiten generar programas de retiro y prevención de reclutamiento a la ESCI en determinado municipio o país.

 

Cliente: Generalmente se utiliza la palabra cliente para nombrar a las personas que directamente mantienen alguno tipo de relación sexual con un niño, niña o adolescente pagándoles directamente con dinero, especie o algún tipo de favor o pagando a terceros (proxenetas, reclutadores, dueños/as de prostíbulos, etc.). Hay mucha controversia en cuanto a la utilización de este término pues se considera que cliente en general es la persona que legítimamente compra una mercadería o un servicio. Y, en este caso, se trata de la práctica de un delito. El llamado cliente es por tanto uno de los eslabones más importantes de la cadena de explotación sexual comercial de los niños, niñas y adolescentes. El genera la demanda que alimenta la cadena de reclutamiento para ampliar la oferta de niños y niñas al circuito de la explotación sexual comercial.

 

CODENI: Consejerías Municipales por los Derechos del Niño, Niña y Adolescente – órgano previsto en el Código de la Niñez y Adolescencia de Paraguay – Capítulo V – Art. 48 con la función prestar servicio permanente y gratuito de protección, promoción y defensa de los derechos del niño y del adolescente. La creación y mantenimiento de las CODENIS es de responsabilidad de las municipalidades.

 

Fuente: Código de la Niñez y Adolescencia – Ley 1680/01