viernes 21 de julio de 2017
  • Miércoles 8 Febrero , 2017

Conapredes se une con el MINSA para la lucha contra la explotación sexual de menores

Con el propósito de explicar el Plan de Trabajo 2017 de CONAPREDES y redoblar esfuerzos para visibilizar los diagnósticos y reportes de explotación sexual detectados por el MINSA, con el uso del “Informe de Investigación por sospecha de violencia Intrafamiliar y maltrato al menor y adulto mayor”, la Comisión Nacional para la prevención de los delitos de Explotación Sexual de Niños, Niñas Adolescentes realizó una reunión con el Coordinador Nacional de Niñez y Adolescencia del Ministerio de Salud, Dr. Max Ramírez.

La Magister Yessenia Sánchez, reiteró la importancia de este Informe que deben llenar y reportar los médicos y otros profesionales de salud, al momento de la atención de víctimas de violencia en cualquiera de sus manifestaciones, además del reporte estadístico mensual que debe remitir el MINSA al Sistema Nacional Integrado de Estadísticas Criminales (SIEC), según lo establece la Ley 16 de 31 de marzo 2004.

El suministro de esta información coadyuvará a asegurar una atención integral de las víctimas de la explotación sexual mediante la atención articulada entre las instituciones evaluar y mejorar la atención integral, su seguridad y la restitución de sus derechos.

En dicha reunión el Dr. Max Ramírez hizo entrega a la magister Yessenia Sánchez, Secretaria Ejecutiva, encargada de la CONAPREDES, del Plan Maestro de Salud durante la Primera Infancia, Niñez y Adolescencia de Panamá 2016 – 2025, además de la nueva Libreta de registro médico y de control y desarrollo del NNA que contiene además los derechos del Niño que será utilizada a nivel nacional.

La explotación sexual de menores de edad es una problemática que afecta a la región y el país de manera latente y de la que no existen cifras elevadas en ninguna de sus manifestaciones, es considerada una forma de explotación económica asimilable a la esclavitud y el trabajo forzoso un atropello injustificable de los derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes, dado que transgrede en las víctimas sus derechos esenciales, tales como el derecho de crecer y desarrollarse en un contexto protector y en un ambiente de bienestar, implica un delito por parte de quienes utilizan a niños, niñas y adolescentes en el comercio sexual.