lunes 25 de junio de 2018
  • jueves 8 marzo , 2018

Alocución en el Día Internacional de la Mujer

Hoy conmemoramos una fecha especial e importante, el Día Internacional de la Mujer, tiempo en el cual se brinda un homenaje a las mujeres que día a día se entregan con tesón por sus ideales.

Y es que una de las virtudes de ser mujer es ser tierra fértil donde germinan además del amor, sueños, luchas y cambios que se reflejan en la forma en la que hacemos su trabajo, buscando siempre la igualdad, confraternidad y la paz.

Un ejemplo de este contexto, se vivió hace más de un siglo, en 1908, cuando Nueva York fue escenario de una huelga de mujeres quienes reclamaban la igualdad salarial, la disminución de la jornada laboral a diez horas y un tiempo para poder amamantar a sus hijos. La historia mundial ha visto grandes luchas de género, por la superación profesional de la mujer.

Este sacrificio se cristalizó en gloria durante la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Trabajadoras, celebrada en Copenhague, Dinamarca en 1910, cuando se aprobó declarar el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Panamá se une a esta conmemoración de lucha e igualdad. Es así que sobre el Ministerio Público y las 2,469 mujeres que lo integran, puedo decir que en cada una de ellas veo la excelencia, desde la dama que todas las mañanas con una franca sonrisa nos da los buenos días desde su escritorio, pasando por la mujer que con detalle ejerce labores manuales en nuestros espacios de trabajo, hasta aquella que con pasión y entrega defiende a la víctima y persigue el delito, en las diversas fiscalías.

Actualmente trabajan en el Ministerio Público 2,469 mujeres en diferentes posiciones, representando el 59% de la población laboral, las une el gran sentido de liderazgo y sentido de pertenencia, que redunda en su activismo, entendiendo este también, como la estimación primordial de la acción.

Aunque es una fecha para conmemorar, hay que hacer un alto en el camino, para reflexionar sobre la dolorosa realidad que representa el cruento delito del femicidio, con 18 casos en el país en el 2017, 13 tentativas de femicidio y 8 muertes violentas contra la mujer.

El Ministerio Público en la búsqueda de la certeza del castigo, no escatima esfuerzos para que se cumpla con la Ley 82 de 24 de octubre de 2013, mediante la cual se adoptan medidas de prevención contra la violencia en las mujeres y reforma el Código Penal para tipificar el femicidio y sancionar los hechos de violencia contra la mujer, que permite exigir el respeto máximo para todas las mujeres.

Como estrategia de prevención, se lanzó recientemente la campaña #Noalmatratodelamujer, en la que se hizo énfasis en la violencia de Género y sobre cómo esta afecta a la mujer, y que en sus grados máximos lleva precisamente al femicidio.

Con orgullo puedo decir que quienes participaron como modelos para ilustrar dicha campaña, son precisamente mujeres y hombres que laboran en el Ministerio Público. A través de su voluntariado, dijeron Basta Ya!, no más mujeres lastimadas o muertas, demostrando su sensibilidad y compromiso en la lucha incansable contra este flagelo.

Comprometidos con el Plan de Acción de Igualdad de Oportunidades para las Mujeres 2016-2019, el Ministerio Público forma parte activa de la Red de Mecanismos Gubernamentales, que es un componente de articulación interinstitucional que ejecuta acciones concretas tendientes a la construcción de la igualdad.

Seguimos en la lucha contra la explotación sexual comercial donde las niñas son las principales víctimas. A través de Comisión Nacional de Prevención de los Delitos de Explotación Sexual (CONAPREDES) que me honro en presidir, se han realizado sensibilizaciones y no escatimamos esfuerzos para combatir este flagelo, procurando que todo el peso de la ley caiga sobre los criminales.

Una vez más expreso mi preocupación como mujer, madre, hermana, profesional y Procuradora General de la Nación sobre la importancia de cuidar y proteger a nuestros NIÑOS y NIÑAS, de los delitos sexuales; por tanto es propicio el momento para hacer un llamado a todas las MUJERES encargadas del cuidado de nuestros niños para estar atentos a su protección y resguardo, porque es desde el hogar en que vamos forjando a la mujer trabajadora que deberá enfrentar los retos personales y profesionales para ser un mejor Panamá.

A todas las mujeres del Ministerio Público y de Panamá, felicidades en tan importante conmemoración, que nos debe llenar de orgullo, por lo que somos y hasta donde hemos llegado.

Kenia I. Porcell D.
Procuradora General de la Nación