martes 16 de octubre de 2018
  • miércoles 16 mayo , 2018
Veraguas 

Condenan a ciudadano a 15 años de prisión por los delitos de violencia doméstica y  posesión ilícita de armas 

 

A petición de la Sección de Familia de Veraguas se condenó a 75 meses de prisión por el delito de violencia doméstica a Arcadio Valencia Jaramillo y por el delito de posesión ilícita de arma de fuego se le impuso la pena de 112 meses de prisión.

La lectura de la sentencia N.07-2018 contra Arcadio Valencia Jaramillo se realizó la mañana de este miércoles 16 de mayo.

A Valencia también se le impuso la pena accesoria de asistir a tratamiento terapéutico multidisciplinario en un centro de salud estatal o particular y la inhabilitación de funciones públicas por el término de cuatro años, una vez cumplida la pena principal.

En este juicio el Ministerio Público, estuvo representado por la Fiscal de Circuito, Noriela Torres de Jiménez, coordinadora de la Sección de Familia del Circuito Judicial de Veraguas, en compañía del Fiscal de Circuito Isaac Chang.

Cabe destacar que esta condena se logró a pesar de no contar con el testimonio de la víctima, ya que la misma se acogió al artículo 25 de la Constitución Nacional, el cual establece que -nadie está obligado a declarar en asunto criminal, correccional o de policía, contra sí mismo, su cónyuge o sus parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad-.

Por tal motivo la Fiscalía se valió de otras pruebas como testimonios del padre de la víctima, vecinos, policías quienes realizaron la labor de primer interviniente.

Investigadores de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ) realizaron investigaciones de campo, peritos idóneos del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Veraguas llevaron a cabo pruebas documentales y elementos materiales.

Los hechos

El pasado 17 de diciembre del 2016, a aproximadamente a las 8:00 p.m., Arcadio Valencia se apersonó a la residencia del padre de su pareja, ubicada en la comunidad de la Sabaneta de Ponuga, distrito de Santiago, con una escopeta para hostigarla y lograr que saliera de la vivienda.

Según cuenta en el expediente el imputado le gritó -sal o si no te mato, sal con tu papá que tengo los cajones listo para los dos.

F. Rodríguez.