miércoles 7 de diciembre de 2016
  • Lunes 18 julio , 2016

HASTA 15 AÑOS DE PRISIÓN A QUIEN INCURRA EN DELITO DE PORNOGRAFÍA INFANTIL

La fiscal Primera de Circuito, Especialista en Delitos Sexuales de la Procuraduría General de la Nación del Ministerio Público, Katya Meléndez confirmó que la pornografía infantil no es solo tener al menor allí y fotografiarlo; es difundir el material, publicitarlo, comercializarlo, fabricarlo, todas estas acciones se sancionan con sus agravantes hasta los 15 años de prisión.

“Existen figuras como el grooming, el sexting y la sextorsión que son formas que se están dando en nuestro medio y que están afectando a nuestros niños, niñas y adolescentes.  El groaming específicamente, es una figura a través de la cual un adulto que es un agresor sexual levanta un perfil falso a través de una red social para comunicarse con niños y adolescentes, ellos desarrollan una relación a través de la internet y esta persona empieza a convencer al menor para que le mande fotografías o videos donde está desnudo o realizando actos sexuales, posteriormente lo que ocurre es que esta persona utiliza ese material pornográfico que le ha mandado el menor, ya sea para extorsionarlo y a su vez indicarle encontrarse en un lugar específico donde logra abusar físicamente del menor, o lo otro que puede hacer es que si no le sigue mandando el material pornográfico infantil, entonces sube ese material a las redes sociales del menor”, señaló la fiscal Meléndez.

Entre las otra figuras está el sexting, que es cuando las personas se fotografían, pero en posiciones sexuales y las mandan a través de las redes sociales y la sextorsión es el uso de este material para extorsionar a una persona.

Hay un gran aumento en el consumo de la pornografía a través del internet; en el 2014 hubo 405 casos y en el 2015 se registraron 1,100 casos de pornografía infantil, solo en la ciudad de Panamá, manifestó la Fiscal.

La Procuraduría General de la Nación ha implementado varias estrategias y ha aumentado, de dos Fiscalías de Delitos Sexuales actualmente, a cinco en Panamá, precisamente para garantizar la calidad de las investigaciones, también han sido capacitados por el Oficina Federal de Investigación (FBI) que le ha suministrado nuevos software que permite rastrear la pornografía infantil en el país.

“En términos generales, lo ideal sería la prevención y aquí debemos entrar todos; los padres, el MEDUCA, la SENNIAF y todas las entidades que tienen que ver con el cuidado especifico de nuestra niñez, es más yo iría mas allá, creo que cada persona en esta ciudadanía debemos adquirir un compromiso de protegerlos”, recalcó la fiscal Especialista en Delitos Sexuales.

“La mayor estrategia es la educación de nuestros hijos en el uso de las redes sociales, pero también es importante que los padres tengan conocimiento de lo que está ocurriendo; la base de todo es la docencia a nuestros hijos, a los padres y de todos como sociedad porque sin eso no podemos proteger a los menores” concluyó la fiscal Katya Meléndez.